Restauración Gran Hotel en Cartagena.

  • Situación:
  • Fecha:
  • Promotor:
  • Arquitecto:.

Se trata de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, considerado como la obra más representativa del modernismo en Cartagena y en la Región de Murcia.

Ha sido considerada como la obra más representativa del modernismo en Cartagena y en la Región de Murcia, y probablemente la obra maestra de Beltrí.

Se caracteriza por su gran verticalidad y su recargada decoración con motivos florales, guirnaldas y flores talladas en piedra, de gran barroquismo, a base de aportaciones personales del autor y modelos de origen vienés y francés, muy visibles de la última planta. Destacan de este emblemático edificio su acertada inserción en la trama urbana de la ciudad, siendo uno de los puntos arquitectónicos de referencia en el paisaje cartagenero. A ello ayuda su ubicación en una esquina muy cerrada, donde el edificio emerge con su rotonda rematada con una hermosa cúpula, como la proa de un barco gigante.

El edificio consta de seis plantas. La fachada es de piedra artificial y ladrillo rojo visto, dando como resultado una agradable bicromía.

Pegiro inicia la restauración del edificio gracias al empeño en la labor de recuperación y conservación del mismo por parte de la Comunidad de Propietarios y a la Sociedad del Casco Histórico de Cartagena S.A.

Restauración Gran Hotel, Cartagena - 1
Restauración Gran Hotel, Cartagena - 2
Restauración Gran Hotel, Cartagena - 3
Restauración Gran Hotel, Cartagena - 4
Restauración Gran Hotel, Cartagena - 5
Restauración Gran Hotel, Cartagena - 6

HISTORIA.

El edificio Gran Hotel comenzó a construirse en 1907 bajo la dirección de Tomás Rico, pero se concluiría en 1916 -año en el que fue inaugurado- por Víctor Beltrí, quien se hizo cargo de las obras tras el fallecimiento de Rico en 1912. Según Pérez Rojas, fue Celestino Martínez en 1902, a quien Tomás Rico ya proyectó su vivienda, quién le encargo un hotel entre las calles Aire y Jara.

Llegó a ser el edificio hotelero más importante de la época. Después, Celestino Martínez vendió el majestuoso edificio a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad.

La propia Caja lo siguió explotando como hotel, introduciendo importantes mejoras. Contaba con setenta habitaciones, cuatro con suite de lujo.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico de carácter local, con fecha de 23 de diciembre de 1976. El 2 de Julio de 1984 le fue incoado expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural

ARQUITECTOs.

Tomás Rico

Nacido en Valladolid, en 1882 fue nombrado arquitecto de Hacienda de Murcia y arquitecto del Estado; con este cargo dirigirá, entre 1882 y 1883, en Albacete las obras de reforma de el Palacio de Justicia.

Sin embargo, el encargo más importante le iba a llegar en 1909 de la mano de Celestino Martínez, magnate local a quien ya le había construido en 1900 su espléndida casa de la plaza de la Merced. Éste le encarga la realización del Gran Hotel, monumental inmueble cuya construcción se vería afectada por la muerte en primer lugar de Celestino en 1911 y del propio Rico en 1912. Ante esta tesitura los herederos del Sr. Martínez deciden encargarle la obra a Víctor Beltrí, con quien Rico había colaborado en varios proyectos, y que le daría su sello personal al edificio que fue finalmente inaugurado en 1916.

Víctor Beltrí

Arquitecto español nacido en Tortosa (Tarragona) en 1862. Se trata del representante más importante del modernismo en la Región de Murcia. Llegó a Cartagena cuando tenía 33 años, siendo en esta ciudad donde erigió sus edificios más famosos.

Entre sus obras destacan la Casa Cervantes (1897); la reforma del Casino de Cartagena (1897); el Palacio de Aguirre (1898); el Colegio del Patronato del Sagrado Corazón de Jesús (1899); la reconstrucción de la Catedral de Santa María la Vieja (1899); la Casa Dorada (1908); la Casa Zapata (1909); el Real Club de Regatas (1911); el Gran Hotel (1912); la Casa Llagostera (1913); la Casa de Misericordia (1923), el Parque Torres (1924), la fachada de la Iglesia del Barrio de Peral (1926); el Asilo de la Concepción (1927) y la Casa del Niño (1929), así como numerosas viviendas y edificios entre las mós de 650 obras ejecutadas en la ciudad. También son notables sus edificios en la Región de Murcia como el Mercado Central de La Unión (La Unión, 1901), la Casa del Tío Lobo (Portmán, 1913) y la Casa Cachá en Lorca.

En sus realizaciones consigue la integración de todas las artes aplicadas, dentro del más puro espíritu modernista. Beltrí trabajó junto a otros grandes artistas encargados de completar los proyectos constructivos del arquitecto (pintores, ceramistas, escayolistas, cristaleros, ebanistas y cerrajeros).

Murió en Cartagena en 1935.